domingo, 3 de noviembre de 2013

KINESIS


Kinesis en griego significa movimiento. Con el concepto de Kinesia nos estaríamos refiriendo a la capacidad de efectuar comunicación mediante gestos u otros movimientos corporales; incluyendo la expresión facial, la mirada y el movimiento ocula, entre otros.
Este tipo de señales no verbales pueden ser generales o específicas para cada individuo. Algunas de estas señales pueden tener la intención de comunicar mientas que otras son meramente expresivas. Por otra parte, algunas nos pueden proporcionar información acerca de las emociones, mientras que otras nos dan a conocer rasgos de la personalidad o actitudes del individuo.

Solo analizaremos algunos aspectos sobre los gestos, posturas y mirada de cierto interés para nuestras sesiones de aula.

GESTOS

Los gestos son una herramienta sutil de reforzar y ser más claros a la hora de impartir nuestras sesiones de clase. Pueden complementar, suplir e incluso desplazar y contradecir a las palabras, por ello habría que hacer cuidado con los gestos que emitimos inconscientemente (nos delatan). Para que ello no ocurra lo mejor es que nuestros gestos sean congruentes con el mensaje verbal que transmitimos. También es conveniente que esos gestos sean naturales (o distraeremos al interlocutor). Veamos algunos tipos de gestos que pueden darse en una situación de aula:

         El gesto autoritario o displicente

         Se interpreta como agresivo

        Mirada de costado, con ceja arqueada: puede transmi-tir arrogancia en la escucha

        Mentón levantado o palma hacia el interlocutor: puede interpretarse como señales de autosuficiencia, imposición, rechazo, intento de crear distancias  

         Gestos de intolerancia


          Movimientos rotundos o tajantes (ej. puño o palma batiente, cruce vigoroso de antebrazos…)

          Apretar los puños: vehemencia, energía, determinación, hostilidad, violencia y desafío.

          Cerrar la mano en puño con el índice hacia… arriba/abajo/el interlocutor: provoca antagonismo y hostilidad.

          Agitar el dedo índice con la mano cerrada: amenaza

         Gestos de aburrimiento


          escuchar con la mirada distraída

          mentón apoyado en el puño o mejilla apoyada sobre la palma (dejando caer los párpados)

          cuerpo sobre el respaldo con las extremidades relajadas (inatención)

          garabatear mientras se escucha

         Gestos de impaciencia

          cambiar de posición en el asiento , como queriéndose poner de pie

          mirar el reloj

          cerrar libros o cuadernos

          tapar los bolígrafos

          golpeteos con los dedos

         Gestos de extrañeza y discrepancia


          abrir desmesuradamente los ojos conteniendo la respiración

          fruncir el ceño

          cabeza ligeramente inclinada hacia abajo, labios apretados y contraídos hacia un lado: desacuerdo, actitud negativa y opuesta

          dedos rígidos y entrecruzados: discrepancia y frustración.

         Gestos de burla y autoritarismo


          barbilla levantada

          mirada por encima del hombro

          arqueo de una ceja

          mover la cabeza hacia ambos lados, mirando al techo, apretando los labios o con sonrisas contenidas

         Gestos de inseguridad o indecisión (nerviosismo, ansiedad)


          acariciarse la barbilla

          morderse el labio inferior

          llevarse el lápiz a la boca

          retorcerse las manos

          apretar una mano contra otra

          frotarnos la cara o el pelo

          tocarnos la nariz

          barreras (carpetas, pelusas…)

         Gestos de seguridad, confianza y complacencia


          manos en forma de ojiva

         Gestos sinceridad y franqueza


          manos abiertas con las palmas hacia arriba

          mano en el pecho

         Gestos que pueden revelar desconfianza o desprecio



          hablar con la mano sobre la boca

          hablar por las comisuras de los labios

MIRADA


         falta de contacto visual en el emisor: ausencia de sinceridad o menosprecio

          falta de contacto visual en el receptor: desinterés o temor excesivo

          mirada de soslayo:  transmite desconfianza y duda

          mirar al techo o al reloj: hastío

         mirada fija y sostenida: agresión, desafío o interés desmedido (provocaría desconcierto y angustia)

POSTURAS


         sentados hacia el borde de la silla con cuerpo hacia adelante: buena disposición y cooperación

         recostados en el asiento con las manos en la nuca: superioridad y pedantería (si brazos cruzados, desinterés)

         brazos cruzados: comodidad, actitud defensiva, seguridad en postura tomada (inamovilidad)

         escuchar con barbilla apoyada en palma de la mano con índice extendido a lo largo de la mejilla: evaluación crítica

         desplazamientos por el aula con manos en bolsillos y mirada baja: inspira reserva y desaliento

          caminar con cabeza inclinada y manos a la espalda: preocupación

          pararse con mano en cadera o bolsillo: denota buena disposición

         posicionarnos delante de una mesa con los brazos separados y manos aferradas al borde: impone la atención del grupo pero puede ser intimidatoria para ese alumno (si se le mira a él, dura mucho…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario